La primera capa es fundamental para mantener la temperatura. Proporciona aislamiento y aleja de la piel la traspiración.
Con temperaturas moderadas o si haces ejercicio intenso, una capa intermedia ligera es la opción perfecta y la más versátil.
¿Eres friolero? ¿Te enfrentas a condiciones de frío extremo? Entonces, una capa intermedia con aislamiento es la más adecuada.
La capa exterior te proteje de los elementos. Elije una capa de material impermeable y transpirable para una experiencia perfecta.

Volver al Inicio